Noticias

Octubre 10 Presenta diputado René Frías iniciativa para realizar Sesión Solemne en el pueblo Pascual Orozco



H. CONGRESO DEL ESTADO.
PRESENTE.-

C. RENÉ FRÍAS BENCOMO, en mi carácter de Diputado de la Sexagésima Sexta Legislatura del H. Congreso del Estado de Chihuahua y Representante Parlamentario de Nueva Alianza, con fundamento en los artículos 1 y 68 de la Constitución Política del Estado, así como 167, 169, 170 y demás relativos y aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, someto a consideración de esta alta representación Iniciativa con carácter de DECRETO, a fin de que los Poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial celebren sesión solemne en el Heroico Pueblo Pascual Orozco, mpio. Guerrero el día 19 de noviembre del presente año en el marco de la conmemoración del 108 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

“Como ciudadano apelo a su patriotismo, dado que actualmente es el primer ciudadano de la República, a fin de que, teniendo en cuenta la inmensa responsabilidad que pesa sobre Usted, procure rodearse de hombres verdaderamente desinteresados, cultos y patriotas, que ardientemente colaboren en la gran obra de redención de un pueblo en esta época de transición en que todos y cada uno de los altos colaboradores deben ser eminentemente aptos, tanto por su patriotismo como por su prudencia, para llevar a feliz término los problemas trascendentales y difíciles que actualmente se agitan y de cuya resolución dependen en gran parte la ruina o la prosperidad de nuestra querida Patria”.

Mensaje que entregó Pascual Orozco a Francisco I. Madero tras renunciar como jefe de rurales de Chihuahua, a propósito del momento de transición que estamos viviendo en nuestro País.

En nuestra patria, Chihuahua ha sido considerado como la Entidad Federativa en la cual comenzó y triunfó la lucha armada que puso fin a la dictadura porfirista. Y, en el seno de nuestro Estado, se tuvo siempre al municipio de Guerrero como el lugar en donde tuvieron lugar los primeros levantamientos que concluyeron en una primera etapa con la batalla de Ciudad Juárez.

Todas las fuentes primarias, como son los partes militares, los informes de jefes políticos y otras autoridades, noticias de la prensa, asientan con claridad que el primer alzamiento rebelde en Chihuahua fue el 19 de noviembre de 1910, con la toma de San Isidro, esa misma noche la de Miñaca y el 21 de noviembre por la madrugada el ataque a Ciudad Guerrero. Después de estos inicios, los vecinos de los pueblos del Distrito Guerrero, protagonizaron al menos doce batallas, integrando a la lucha a contingentes de otras zonas como la de San Andrés.

En marzo de este año, la comisión de Educación y Cultura de este H. Congreso, llevó a cabo un foro de historiadores en este recinto legislativo con la intención de que argumentaran, discutieran y presentaran testimonios relativos al verdadero inicio de la revolución mexicana y en especifico a los eventos de mayor representatividad por los que se debiera considerar al municipio de Guerrero como Cuna de la Revolución.

Se ha patentizado que el propósito no es restarle mérito alguno a ningún pueblo, ni a ningún personaje que luchó y dió su vida por la Revolución Mexicana, sin embargo, y en ese foro se debatió con diversos argumentos y testimonios históricos que nos motiva hoy a plantear ante esta representación popular la necesidad de también reconocer al pueblo de Pascual Orozco con un homenaje por la valentía y heroísmo con los que lucharon desde el inicio de este movimiento armado.

Los registros dan testimonio, como antes se señala, que el día 19 de noviembre encabezados por Pascual Orozco Merino se insurreccionaron en San Isidro un grupo de vecinos, quienes atacaron la casa de Joaquín Chávez, rico terrateniente y comerciante de la región. A este núcleo se le unieron muy pronto otros provenientes de los pueblos cercanos: Ranchos de Santiago, Pedernales, Santo Tomás, Namiquipa, Bachíniva, Basúchil, Matachic, Temósachic, Pachera y de Ciudad Guerrero, quienes pusieron sitio a la cabecera municipal y tomaron la guarnición militar.

Allí, el 6 de diciembre de 1910, se celebró una junta revolucionaria en la cual participaron también los llegados de San Andrés, pueblo más cercano a la capital del estado, entre los cuales estaba Francisco Villa.

La asamblea nombró como jefe de las armas a Pascual Orozco Vázquez, quien firmó ese día el primer manifiesto del movimiento armado nacional cerrándolo con el lema “Sufragio efectivo. No reelección”. Este acto tiene un gran significado histórico porque la revolución emprendida por estos labradores, arrieros, mineros y pequeños comerciantes, se mostraba como una lucha organizada, portadora de ideales transformadores, contra la injusticia y los privilegios. No era la amorfa “chusma” como le llamaban despectivamente los voceros del gobierno de Díaz.

De todas las acciones que se desarrollaron en la República, antes del 20 de noviembre,
fecha señalada por el Plan de San Luis Potosí para que se iniciara la lucha con el objetivo de derrocar a la dictadura, ésta fue la única que prosperó y culminó con la toma de Ciudad Juárez el 10 de mayo de 1911.

En torno del pequeño grupo inicial se fue conformando en los meses siguientes el Ejército Libertador que combatió en al menos diez batallas antes de la final en la ciudad fronteriza. Su relevancia fue tal que atrajo al grueso de las tropas federales, obligándolas a dejar desguarnecidas plazas importantes en todo el país. A este movimiento y no a otro se refirió el general Porfirio Díaz, en su manifiesto del día 7 de mayo de 1911 al afirmar: “La rebelión iniciada en Chihuahua en noviembre del año próximo pasado y que paulatinamente ha ido extendiéndose, hizo que el gobierno que presido acudiese, como era de su estricto deber, a combatir en el orden militar el movimiento armado”

Otro de los efectos provocado por la insurrección de los pueblos de Guerrero, determinante en el rumbo de la revolución, fue el viraje que suscitó en la dirección maderista que había decidido retirarse por estimar que el llamamiento nacional había fracasado.

Francisco I. Madero, redactó incluso el previsto manifiesto dejando libres de todo compromiso a sus adherentes y luego se retiró a New Orleans hasta donde le llegaron las noticias de los sucesos en Chihuahua.

Alentado por la llama que creció en el noroeste del Estado, el líder resolvió ingresar al territorio nacional y dirigirse a esta zona del País tres meses después del alzamiento de San Isidro. Si éste hubiese corrido la misma suerte de sus precedentes, la caída de la dictadura simplemente no habría sucedido, al menos en 1911.

Es por ello que debemos tener claro que el punto de partida de la insurrección que obligó a renunciar a Porfirio Díaz y con ello abrió las compuertas sociales para que se plantearan diversas reivindicaciones y aspiraciones sociales en todo México. Y, la información histórica disponible en las fuentes primarias y en casi toda la literatura especializada, muestra que fue en los pueblos del municipio de Guerrero en donde se inició y tuvo continuidad la lucha revolucionaria. No en balde, las familias de estas comunidades pagaron, como ningunas otras en el país, el mayor tributo de sangre desde las primeras semanas de la contienda. Es así que para los años previos a 1920 los poblados de la región de Guerrero era prácticamente pueblos sin jóvenes, puesto que la mayoría murieron en la Revolución.

Sus méritos estriban en haber lanzado el desafío a la dictadura con las armas en la mano y alcanzado el triunfo contra todas las previsiones. Tales proezas no deben regateárseles, ni desterrarse de la memoria popular.

José Carlos Chávez, en 1954, cuando todavía vivían un gran número de veteranos de la revolución, escribió: “No pretendemos restarle méritos a los hombres y grupos de hombres que constituyeron vitales factores para el logro de los ideales de la revolución mexicana; mas, si queremos ser justos, hay que reconocer con honradez lo que corresponde a cada quien, y para juzgar con equidad y justicia es necesario ajustar nuestras conclusiones a la realidad de los hechos y los que hoy nos proponemos traer a la memoria de quienes participaron en lo que llamaremos la primera etapa de la revolución, de los que la vimos y vivimos y de quienes sólo han oído relatar los sucesos, es para que serenamente, sin prejuicios de facto, vean que hay razón para afirmar que Chihuahua fue la cuna de la revolución mexicana...A la región serrana del municipio de Guerrero, como a todo el país, llegaron las exhortaciones de luchar por los derechos ciudadanos que hiciera nulo el régimen porfirista...

A su vez, Jesús Vargas, otro eminente historiador concluyó:

“Aquí lo que, a nuestro juicio, corresponde, es determinar dónde y quiénes respondieron a la convocatoria del 20 de noviembre logrando la continuidad hasta el final. En ese sentido no dudamos en asegurar que es San Isidro, Guerrero, donde la historia de la revolución empezó a escribirse, llegando el final más o menos cinco meses después en ciudad Juárez, donde fueron derrotados los “invencibles” militares porfiristas”

En virtud de lo expuesto y con la intención de resaltar y brindar un homenaje a quienes por su entrega y valentía a la causa revolucionaria lograron dar pauta a que el gobierno dictatorial fuera derrocado, siendo precursores del movimiento armado en el pueblo de San Isidro, hoy, Heroico Pueblo Pascual Orozco, Guerrero, es que sometemos a la consideración de este cuerpo colegiado la celebración de sesión solemne, con motivo del 108 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana en el Heroico Pueblo Pascual Orozco, mpio. Guerrero.

Es por lo anteriormente expuesto que se somete a consideración del Pleno el presente proyecto con carácter de

DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.- Los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial del Estado, con motivo del 108 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana llevarán a cabo Sesión Solemne en el Heroico Pueblo Pascual Orozco, mpio. Guerrero, el día 19 de noviembre del presente año, declarándose recinto oficial para tal efecto el Salón de Usos Múltiples de la Localidad.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

DADO.- En la sede del Poder Legislativo a los 10 días del mes de Octubre del 2018.






ATENTAMENTE



DIPUTADO RENÉ FRÍAS BENCOMO